CONTACTO

COORDENADAS

San Ignacio 145, Concón, Chile.
mail: contacto@sachasinkovich.cl
móvil: 56-9-823 279 91

FORMULARIO

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

captcha

Ingrese el código indicado

Sacha Sinkovich | ESPACIOS 155
Sacha Sinkovich Arquitectura vivienda, educacional y otros. San Ignacio 145, Concón, Chile. contacto@sachasinkovich.cl +56-982327991
Sacha Sinkovich Arquitectura
50964
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-50964,qode-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,side_menu_slide_from_right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

ESPACIOS 155

.

EN SANTOS
MUSEO PELÉ

.

Texto y Fotografía: Sacha Sinkovich

.

Próximo al puerto, en el centro histórico de la ciudad de Santos (aquél que tuvo un renacer a fines del siglo XIX), y enfrentando la antigua estación de trenes, donde en la actualidad surca un tranvía, se ubica el nuevo museo de uno de los hijos ilustres de la ciudad: Pelé.

.

El edificio, de tres cuerpos unidos, dos de tres pisos y uno en su centro de un nivel (situación respetada en la fachada de hoy), se proyectó en su origen como un edificio de estilo neoclásico y probablemente fue terminado entre los años 1867 y 1872. Desde sus inicios estuvo ligado al comercio del puerto y la relación con el comercio ferroviario que comunicaba con Sâo Paulo. Dos incendios sucesivos en 1986 y 1992 terminan por dejar sólo parte del “cascarón” del edificio. En 2008, surge la oportunidad, y se realizan las gestiones para convertirlo en el actual Museo Pelé, y con ello la reivindicación del edificio como parte de la identidad de la ciudad.

.

El edificio es parte de un proyecto de recuperación de todo el barrio histórico, aprovechando que está dentro del circuito del remozado tranvía, y de la plaza que se genera frente a la estación. Se rescata la dualidad del edificio que sirve para dividir el nuevo proyecto en tres zonas: una zona principal de recepción, un ala especialmente dirigida a la muestra permanente, y la otra como zona complementaria educativa y de exposiciones temporales.

.

Si por fuera el edificio se expone completamente remozado, en el interior navegaremos por lo contemporáneo, pero siempre con la presencia del edificio histórico. Así traspasados los arcos de la recepción, nos recibe un espacio abierto a modo de una Plaza interior, lugar del encuentro y la venta, preámbulo de la muestra, y protegido por una gran cubierta vidriada que nos permite admirar las fachadas interiores del pasado. Es lo gradual antes de entrar al mundo del fútbol. Pero sorprende que esta dualidad la mantendremos durante todo el recorrido, con algunos acentos de desequilibrio, propios de la museografía, pero sin duda con el permanente respeto al pasado.

.

Así al entrar a la zona de la colección permanente, la muestra queda siempre referenciada al telón de fondo de las fachadas originales, ocasionalmente desnudas en su materialidad original de ladrillo. Mientras que la otra ala es más íntima. En ambos casos la estructura nueva está desapegada, respetuosa del pasado, lo cual también ocurre con el mobiliario. Es un aire que dimensiona la circulación del primer nivel, otorgándole perspectiva para admirar el pasado, expuesto y contrapuesto.

Acá es cuando la museografía nos enseña y nos propone un orden que va de la mano con la arquitectura: para recorrer el museo tenemos la bienvenida abierta en el primer nivel, y luego nos invita a hacer un recorrido gravitacional, desde lo alto, para bajar de piso en piso por la historia de los momentos históricos más destacados.

.

Una vez en el cuarto nivel, y por ser uno de los edificios más altos del barrio histórico, descubrimos que nos han traído a un mirador de la ciudad sobre los tejados. Es nuevamente la idea del equilibrio de contextualizarnos, esta vez con respecto a la ciudad histórica, y no sólo respecto de la muestra. En la medida que descendemos, aparecen las muestras específicas “abalconadas”, asomándose sobre el vacío central, dialogando unas con otras, como si estuviésemos en un espacio abierto, cual estadio de fútbol, donde los gritos llenan el aire. Somos entonces espectadores de situaciones y de la historia.

.

En este proyecto, existe un reciclaje y recuperación. Es la mirada de lo nuevo y lo antiguo en equilibrio, con los requerimientos y entregas para cada uno. Es el legado y el regalo histórico de una ciudad a si misma y también de una persona, reunido en la zona fundacional de la ciudad. Un círculo perfecto.

.
FICHA TÉCNICA: Arquitecto: Ney Caldatto Barbosa (municipio de Santos) / Colaboradores: José Maria Macedo, Christiane Costa Macedo / Cálculo estructural: Carlos Leal / Construcción: MSC Engenharia Civil / Restauración: Gepas / Mandante: Municipalidad de Santos & Ama Brasil / Año de proyecto-ejecución: 2007-2014 / Superficie construida/remodelada: 4.135 m2 / Superficie terreno: 1.700 m2 / Ubicación: Largo Marquês de Monte Alegre s/n, Valongo, Santos, SP, Brasil / Materialidad original: albañilería de piedra y ladrillo, acero y madera, piezas en fierro forjado y fundido, azulejos, tejas / Materialidad nueva: hormigón armado, acero, vidrio, piezas rehechas en madera y cemento / Programa original: almacén, oficinas; club social (1873); Cámara Municipal (1895); gobierno Municipal (hasta 1939) / Programa actual: Museo Pelé (http://museupele.org.br): salones de exposición de la colección, auditorio, galería de arte, boletería, tienda, hall, cafetería, administración y servicios.

.

Fecha

5 mayo, 2015

Categoría

Artículos, Brasil