CONTACTO

COORDENADAS

San Ignacio 145, Concón, Chile.
mail: contacto@sachasinkovich.cl
móvil: 56-9-823 279 91

FORMULARIO

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

captcha

Ingrese el código indicado

Sacha Sinkovich | ESPACIOS 158
Sacha Sinkovich Arquitectura vivienda, educacional y otros. San Ignacio 145, Concón, Chile. contacto@sachasinkovich.cl +56-982327991
Sacha Sinkovich Arquitectura
51728
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-51728,qode-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,brick-ver-1.11, vertical_menu_with_scroll,side_menu_slide_from_right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

ESPACIOS 158

EN QUEBRADA ALVARADO
RESPETO

.
Texto y Fotografía: Sacha Sinkovich
.
En la Periferia de Olmué, conducidos por la cuesta “La Dormida”, y en la ladera norte de la quebrada, se emplaza una casa protegida y oculta por la vegetación nativa.
El lugar ofrecía como precedente una construcción modesta de ladrillo y madera (con mucha sabiduría de emplazamiento), una terraza de madera añosa, un sendero con potencial, algunas edificaciones menores y la piscina que tenía vocación de lugar con esplendor. Por lo tanto lo que se debía hacer era recoger todo eso y convertirlo en la pre-imagen de sus dueños: una vivienda que estuviera en sintonía con el lugar, con su naturaleza, y con el rescate de lo lúdico que pudiera ofrecer a sus hijos, en una suerte de espacio de aventura de los primeros años. Y el lugar ofrecía eso y más, todo por ser “descubierto”.
.
Como muchos seres urbanos, la idea de la casa en el campo, surge como oposición de todo aquello que tenemos en la urbe, para convertirse en calma, silencio, equilibrio y naturaleza. Acá nuestras referencias no son calles, o la altura de una construcción vecina, sino que nos medimos a la posibilidad del pie, y la vegetación con sus dimensiones.
.
Como los propietarios eran nuevos en el lugar, de todos modos se plantea un gesto de fundación de dos ejes opuestos: el de la casa contra la pendiente, y el de los espacios comunes que se proyectan hacia el exterior como una gran terraza que toca delicadamente el suelo y deja que el agua de la lluvia traspase. Contra el cerro se dejan los dormitorios, menos expuestos y en quietud. Los trazos surgen por lo tanto de los espacios residuales, donde la casa se acomoda entre los árboles, mientras que las terrazas se extienden por sobre el territorio. Simultáneamente se reconoce un orden en la ubicación de los árboles nativos, mientras que en oposición, se proponen frutales y arbustos que acompañan en las circulaciones, dejando consolidado el sendero antiguo como camino y escalera. Es un paisajismo trabajado con la premisa de recuperación y puesta en valor de aquello que estaba oculto; una operación que también se realizó despejando construcciones que entorpecían el conjunto natural.
.
En el cruce de los dos ejes de fundación se ubica la chimenea como único elemento que crea una esquina, señal de la llegada y la permanencia. La chimenea domina la totalidad de la verticalidad del conjunto, siendo el elemento más alto, y que destaca como hito materializado en piedra que gravita, por dentro y por fuera, mientras que el volumen alargado navega por lo alto, suspendido, ligero, sólo soportado por las ventanas, otorgando un horizonte previamente ausente en la pendiente, y que está emparentado con la altura de la copa de los árboles. El resultado es vivenciar la arboleda como si estuviera dentro de la casa, y por otro lado otorga una condición de sorpresa y descubrimiento cuando se está frente a la edificación, todo producto del requerimiento original de privacidad.
.
La casa se mide de borde a borde, donde en una pared se recoge el librero-bar, mientras que en el otro extremo la cocina se convierte en mirador y soporte de encuentro, desde donde se domina la totalidad de la terraza cual puente de mando de una barco. Es una casa que se abre al paisaje próximo, y enmarca el paisaje más distante con los ventanales superiores. La vivienda resulta flexible, abierta y desplegada, con múltiples dimensiones. Y cuando la abandonamos se vuelve a plegar para recogerse a la intimidad plena.
.
De noche el conjunto se vive de otra manera. La bóveda aparece estrellada, y con ello el proyecto de iluminación rescata sutilmente, y a nivel de suelo, los caminos y terrazas, poniendo en evidencia rocas específicas que se asoman por la ladera, junto a algunas copas de árboles, mientras que la casa, cual linterna, proyecta luz y potencia la presencia de la arboleda hacia el frente, respetándose las luces del cielo.
.
Sólo nos queda mencionar que hacer un proyecto consiste en un procedimiento de equilibrio entre el requerimiento del cliente, del lugar (el territorio, la naturaleza, sus vistas), los vecinos, y los principios que a uno lo rigen como arquitecto, y cuando se diseña de ese modo, se fluye y se logra interactuar con Respeto.

FICHA TÉCNICA: Arquitectura: Sacha Sinkovich S. (www.sachasinkovich.cl) / Cálculo estructural: Luis Della Valle (www.ldva.cl) / Construcción: Constructora UNIH E.I.R.L., Eduardo Takashi Hirose (eduardo.hirose@unih.cl) / Jardines: Manuel Enrique Astudillo V. (astudillo.vargas.contratista@gmail.com) / Mandantes: Carola Aravena y Gabriel Anwandter / Año de proyecto-ejecución: 2014-2015 / Superficie construida: 88 m2 (vivienda con estructura de 36 m2 reciclada), 99 m2 (en 3 terrazas y balcón) / Superficie terreno: 3.203 m2 / Ubicación: Camino Vecinal s/n, La Dormida, Sector Quebrada Alvarado, Olmué / Materialidad: hormigón armado, acero, barandas de vidrio templado, ventanas PVC con termopanel, deck madera IPE, porcelanto, piedra del lugar (gris en senderos, café en muros)  / Programa de la vivienda: estar-comedor, 3 dormitorios, baño, bodega, terrazas, piscina. 

Fecha

16 agosto, 2015

Categoría

Artículos, Chile